Tristes guerras, si no es amor la empresa.

Tristes, tristes.

Tristes armas si no son la palabra

Tristes, tristes...

Tristes hombres , si no mueren de amor

Tristes, tristes....

Miguel Hernández



martes, 18 de noviembre de 2008

Gabriela , clavo y canela


Gabriela adormecida
Introdujo la llave en la cerradura, resoplando por la subida; la sala estaba iluminada. ¿Habrían entrado ladrones? ¿O tal vez la nueva cocinera habría olvidado apagar la luz?
Entró despacito y la vio dormida sobre una silla, con los largos cabellos esparcidos sobre los hombros. Después de lavados y peinados se habían transformado en una cabellera suelta, negra, acaracolada. Vestía harapos pero limpios, seguramente los que traía en su atadito. Un desgarrón en la falda dejaba ver un pedazo de muslo color canela, los senos subían y bajaban levemente al ritmo del sueño, el rostro sonreía.
-¡Mi Dios? - Nacib se quedó parado, sin poder creer.
La miraba con un espanto sin límites; ¿cómo se había escondido tanta belleza bajo el polvo de los caminos?

Gabriela, clavo y canela – Jorge Amado

Qué tendrán las Gabrielas...

5 comentarios:

Roberto Esmoris Lara dijo...

Esa Gabriela que todos amamos en el libro y mucho más en el cine...y esta Gabriela con fondo de Eric Clapton que llega y se retira de mi playa...como el mar.
(veo mal (eso es obvio) o he muerto en tu blogroll?)

Besos
REL

Ana Gabriela dijo...

Querido a esta gabriela AG como usted le dice no sabe que es blogroll? y usted no puede morir en ningun espacio mio . Un beso y disculpe mi ignorancia

Roberto Esmoris Lara dijo...

ahhh...blogroll es el lugar en el que figuraba "que no sea demasiado tarde", debabajo de tu perfil.
Breo que estuvo ahí cuando inauguraste Girasoles pero bien puedo haberlo imaginado.
Un abrazo enorme, AG. STQ

REL

Ana Gabriela dijo...

Sigue estando ahi ... sigo estando aqui . AG ( no me gustan las hamburguesas jajaj )

Adolfo Payés dijo...

Apasionados versos debajo de tanta belleza...

saludos fraternos un abrazo