Tristes guerras, si no es amor la empresa.

Tristes, tristes.

Tristes armas si no son la palabra

Tristes, tristes...

Tristes hombres , si no mueren de amor

Tristes, tristes....

Miguel Hernández



lunes, 11 de junio de 2012

Ana Gabriela Daumas

Ella hundía en un instante sus ojos en almíbar y cuando los alzaba almibarados los muebles del mundo se despegaban del suelo entonces me decía: "cuando veas que me quito este sombrero querrá decir que te invito" y yo anotaba en un cuaderno sus instrucciones como un hijo después le preguntaba: "qué haré cuando te pongas a llorar y yo no sepa por qué causa?" entonces mi dueña respondía: "no le preguntes nada a nadie no vagues por el mundo puedo explicártelo algún día" pero yo que era un hombre derretido le insistía: "y qué haré cuando me dejes?" Y ella impregnada de gatitos me decía: "convierte en futuro mi tristeza verdadera y tu falso dolor en alegría"

9 comentarios:

Ana Gabriela dijo...

Esta Hermosura la escribió Javier Ordoñez ,compañero de segundo año del secundario , en mi querida Mar del Plata , después de 35 años llega a mí , me maravilla la mirada de un adolescente que sentado en el banco de atrás se enamoraba .
Lo quería compartir .
Gracias Javier

Roberto Esmoris Lara dijo...

hermoso, AG. Y al compartirlo se ve que coincide con tu autorretrato.
Un beso y quinientos abrazos. Gracias por seguir publicando

Ana Gabriela dijo...

Querido Amigo , ese fue tu pedido , como no hacerte caso !!!
Un beso enorme . Quinientos besos y miles de abrazos .

José A. Socorro - Noray dijo...

Feliz de volver a reencontrarte.

Un fuerte abrazo.

Ana Gabriela dijo...

Gracias uno siempre vuelve a los lugares y personas que nos hacen bien
Un abrazo enorme

charlotte dijo...

gracias Javier, entonces. Hermoso.

Ana Gabriela dijo...

Hermoso realmente !!! Es un escritor tremendo .
Un beso linda gracias por pasar

Sergio dijo...

Verdaderamente bello y tierno el escrito y publicarlo ahora es sublime.

Un abrazo con amor

MTeresa dijo...

Verdaderos consejos
de supervivencia amorosa,
un abrazo